Descripción

Las puertas del ratoncito Pérez se han convertido en un imprescindible en la habitación de los niños y no tan niños. Alucinarán y esperarán con muchísima ilusión el momento de dejar el diente y que el ratoncito (y sólo él) atraviese la puerta para coger su diente.

Se trata de una puerta de madera pintada y personalizada a mano, puedes elegir el color/colores como mas te gusten.

El plazo de entrega es de dos semanas aproximadamente, pudiendo variar si estamos en un momento de mucha demanda (como Navidades), si te urge, por favor, añádelo en comentarios a tu pedido, teniendo en cuenta siempre que se trata de un producto a medida.

Los complementos para el ratoncito puedes comprarlos por separado.

Están pensadas para pegar en el rodapié o en la pared con cinta de doble cara normal (no la finita de papelería pero tampoco una muy gorda)

NOTA: No es un juguete, sino un objeto de decoración, por lo que declinamos toda responsabilidad si se hace un mal uso de ellas con niños pequeños.