Descripción

¡Quieres una alternativa moderna, decorativa y mucho más blandita frente a los protectores tradicionales!
Protege al bebé de cualquier golpe contra los barrotes de la cuna y evita que se cuele entre ellos.
Perfecto para usarse desde los primeros días: el recién nacido se sentirá cómodo y seguro en su cunita ya que la trenza sirve de reductor y crea un espacio más pequeño, que le proporcionará tranquilidad.
Cuando el bebé crezca, podréis seguir utilizándola en su camita a modo de barrera para evitar que el niño se salga.
Blandita y muy suave para un confort excelente.
Al enrollarse, podrá usarse como cojín por cualquier miembro de la familia .
Su diseño alegrará cualquier estancia.
Disponible en varios colores: rosa, azul y gris.

Información adicional

Marca